martes, 4 de agosto de 2020

Monstruoso

Un borracho estaba orinando en la calle.
Pasa una señora, y dice:
- ¡¡¡Qué horror, qué bestia, qué monstruo...!!!
Y el borracho le contesta:
- Pase tranquila señora, que lo tengo agarrao del pescuezo.

No sigas bebiendo

Están dos leperos borrachos y uno le dice al otro:
- No sigas bebiendo que te estás poniendo borroso

El pato que habla

Dos amigos tomando unas cervezas en el bar y dice uno:
- En mi casa tengo un pato que habla
Y le dice el otro
- Tu estas borracho... ¿cómo vas a tener un pato que habla?
- Vente a mi casa y te lo enseño
Se van y llegan a la casa. Entran y sale el pato
- Mira ya veras, pato! Ve y traeme las zapatillas
El pato responde:
-Cuak cuak
Y el hombre:
- ¿Pues cuales van ser? ¡las que están debajo de la cama!

Borrachera universal

Llega un hombre a su casa, de madrugada y cayéndose de borracho y le dice con voz ronca a su mujer:
- Amorrr mioo... ¡¡Voy a amarte!!
- ¡Si quieres vete a Júpiter, pero a mí déjame dormir!

Bares de copas en Hungría

- ¿Es cierto que en Hungría hay muchos bares de copas?
- Pues sí. Dondequiera que vayas, hungarito por aquí, hungarito por allá...

lunes, 3 de agosto de 2020

El pato que habla

Dos amigos tomando unas cervezas en el bar y dice uno:
- En mi casa tengo un pato que habla
Y le dice el otro
- Tu estas borracho... ¿cómo vas a tener un pato que habla?
- Vente a mi casa y te lo enseño
Se van y llegan a la casa. Entran y sale el pato
- Mira ya veras, pato! Ve y traeme las zapatillas
El pato responde:
-Cuak cuak
Y el hombre:
- ¿Pues cuales van ser? ¡las que están debajo de la cama!

Borrachera universal

Llega un hombre a su casa, de madrugada y cayéndose de borracho y le dice con voz ronca a su mujer:
- Amorrr mioo... ¡¡Voy a amarte!!
- ¡Si quieres vete a Júpiter, pero a mí déjame dormir!

Bares de copas en Hungría

- ¿Es cierto que en Hungría hay muchos bares de copas?
- Pues sí. Dondequiera que vayas, hungarito por aquí, hungarito por allá...

No puedo entrar

El marido llega al portal de su casa totalmente borracho y empieza a gritar:
-Mariiiiia, Mariiiia!
La mujer se asoma a la ventana y dice:
-Ya vienes otro día borracho y quieres que te eche la llave.
-No, no, si hoy la llave la tengo, mejor tírame la cerradura, que no la encuentro.