domingo, 10 de agosto de 2014

Era un hombre tan pequeño, tan pequeño, tan pequeño, que pasó por delante de una pastelería, se le hizo la boca agua, y se ahogó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario