lunes, 25 de noviembre de 2019

El médico de la memoria

En una reunión de amigos:
–Oye, ¿qué tal te va con tu problema de memoria?
–Perfectamente, ya estoy más que curado.
–Entonces, ¿ya no se te olvidan las cosas…?
–No, no, qué va, ya no olvido nada.
–¡Ah, qué bien! ¿Y qué médico te lo ha tratado…?
–Una eminencia, el mejor, el mejor…
–Pues dime su nombre, que mi mujer también tiene un problema de memoria.
–Pues se llama… ehhh… espera, que lo tengo en la punta de la lengua… ehhh… se llama… Ayyy… ¿como se llaman esas gotitas de agua que se forman en las plantas cuando baja la temperatura?
–¿El rocío?
–¡Ah, eso! –Y sigue, dirigiéndose a su mujer– Oye, Rocío, ¿cómo se llamaba el médico que me arregló la memoria?


No hay comentarios:

Publicar un comentario