lunes, 20 de enero de 2020

CONFESIONES



CONFESIONES


¡Ay Padre!, ¡estoy realmente asustado porque no paro de escuchar una voz maligna dándome órdenes todo el día! ¿No estaré poseído?
No hijo… estás casado…




No hay comentarios:

Publicar un comentario